El 25 de mayo de 2023, trece grupos sindicales firmaron una declaración en la que expresaban su profunda preocupación por la premura con la que el Presidente Marcos Jr. quería que el proyecto de ley del Fondo de Inversión Maharlika (FIM) se convirtiera en ley. Pidieron al Senado que no se precipitara en la aprobación del proyecto de ley que el Presidente certificó recientemente como urgente.

"Con la corrupción generalizada en el gobierno, es justo expresar nuestro temor ante esta propuesta. Por lo tanto, instamos al Senado a que no se precipite en la aprobación del TMI, ya que implica cientos de miles de millones de fondos públicos", afirmaron las organizaciones sindicales en su declaración conjunta.

Expresaron su temor de que incluso las empresas estatales y controladas por el gobierno (GOCC) que prestan servicios sociales a la población, como el Sistema de Seguro de Servicios del Gobierno, el Sistema de Seguridad Social y los fondos Pag-ibig, se vieran obligadas a invertir en el FIM. Esto pondría en peligro la contribución del pueblo.

El establecimiento de una FOMIN, dijeron, requeriría detraer miles de millones de pesos de las instituciones gubernamentales dedicadas a ayudar a los agricultores, a las empresas medianas y microempresas, a la educación, a la sanidad pública y a la respuesta COVID.

El FOMIN fue una propuesta presentada por siete legisladores, en la Cámara de Representantes el pasado noviembre de 2022. Entre los impulsores del proyecto se encontraban Martin Romualdez, primo hermano del Presidente, y Sando Marcos, hijo del Presidente.

El proyecto de ley de la Cámara proponía la creación de un fondo soberano para Filipinas. Se supone que la idea se inspiró en el fondo soberano de Corea del Sur. De crearse, el fondo sería gestionado por la Maharlika Investments Corporation.

Los legisladores del bloque Makabayan de la Cámara de Representantes lanzaron una advertencia sobre el proyecto de ley, afirmando que sus disposiciones ponen en peligro los fondos de pensiones.

En una rueda de prensa, la representante Arlene Brosas (Partido Femenino Gabriela) también criticó las disposiciones del proyecto de ley del Senado que permiten a los extranjeros formar parte del consejo de Maharlika Investment Corp, que tendrá el control del controvertido fondo de inversión.

La diputada France Castro (ACT Teachers) también expresó su preocupación por una disposición que permite al gobierno tener acceso a acciones preferentes por valor de al menos 125.000 millones de pesos. Castro dijo que esto podría ser propenso al "blanqueo de dinero" debido a los poderes discrecionales otorgados al Consejo de Administración.

"Esto abre el fondo a la corrupción, el blanqueo de dinero y el enriquecimiento ilícito", afirmó Castro.