Cientos de personas marcharon por las calles de la ciudad de Hiroshima el 19 de mayo para protestar contra el Grupo de los 7 (G7), que celebró su cumbre en Japón. Los manifestantes se reunieron en el Parque Conmemorativo de la Paz, portando lemas como "¡No a la Conferencia sobre la Guerra!" y "¡El G7 es la causa de la guerra!". Las manifestaciones formaban parte del Día Internacional de Acción contra el G7 celebrado en varios países del 18 al 20 de mayo de 2023.

El Frente Internacional de los Pueblos (FIP) y la Liga Internacional de Lucha (ILPS) participaron en las acciones. Se desplegaron más de 24.000 policías para vigilar a los líderes del G7 presentes.


En Filipinas, activistas de ILPS-Filipinas, Bayan y otras organizaciones progresistas organizaron un piquete tras un foro en el que se debatió la historia del imperialismo estadounidense, su papel en los conflictos armados actuales y la resistencia popular contra el militarismo.


El G7 está compuesto por EEUU, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, Canadá, Japón y la Unión Europea. Según la ILPS, la agenda principal del G7 es "intensificar la guerra por poderes de EEUU contra Rusia en Ucrania y reforzar la provocación bélica contra China".


"Mientras que la Cumbre habla de boquilla de un 'mundo libre y abierto' basado en el Estado de Derecho, son los EE.UU. y sus aliados los que hacen sus propias reglas. Mientras se hacen llamamientos al desarme, el G7 se encamina hacia la guerra", añadió la ILPS en un comunicado.


El último informe del Costs of War Project de la Universidad de Brown muestra que la Guerra contra el Terrorismo dirigida por EE.UU. después del 11-S puede haber causado al menos 4.000 millones de muertos. contra el terrorismo puede haber causado al menos 4,5 millones de muertes en Afganistán, Irak, Libia, Pakistán, Somalia, Siria y Yemen.


El movimiento Resist US-Led War declaró que "el papel del G7 es crucial en la estrategia de guerra impulsada por Estados Unidos, que incluye la expansión de bases militares, armas nucleares, acuerdos sobre entrenamiento militar y nuevos acuerdos militares bilaterales y trilaterales".


Dentro del G7, las diferencias no hacen más que disimularse. Como no pueden desvincularse completamente de China, se limitan a acordar "des-riesgar" sus relaciones con China. De hecho, el grupo de países BRICS, liderado por China, ya ha superado al G7 en términos de PIB mundial.


El "Global Gateway" de la UE y los planes de financiación competitiva "Build Back Better World" (B3W) del propio G7 nunca despegaron. El comercio de China con la UE y EE.UU. se ha reducido hasta un tercio en los últimos meses. Por otra parte, el comercio de China con los socios de la Iniciativa de la Franja y la Ruta está creciendo, así como la inversión directa de China en el extranjero.


La ILPS hizo un llamamiento a los pueblos del mundo para que permanezcan siempre vigilantes frente a las provocaciones bélicas de Estados Unidos y el G7. Considera que los pueblos pueden detener las guerras combatiendo al imperialismo.